Blogia
elfer

Individual

Individual Cuando la ciudad mira al mar, los ciudadanos acuden a la orilla para alimentarse con el paisaje. Hay pueblos costeros que amueblan la ribera con románticos bancos en los que abrazar al ser amado y compartir el horizonte. Por el contrario, algunas urbes potencian el individualismo que puebla sus calles con sillones sin hueco para el diálogo. Algunos se resisten a la soledad y se apretujan en el hueco insuficiente para dos, otros se revelan abandonando el mirador de cemento.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres