Blogia
elfer

Puestas de sol

Cansado

Cansado Después de recorrer cientos de kilómetros, el Tejo llega cansado al Atlántico, por eso se va a dormir, junto al sol de otoño. El puente de hierro y cables velará su sueño.
LISBOA. Octubre de 2004
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Rasgado

Rasgado Una estela de luz rasga el cielo como si fuese un trapo viejo pero en vez de hilachas queda en el horizonte una puerta entreabierta al infinito.

Siluetas

Siluetas En este preciso instante ¿no te gustaría que una de dos esas siluetas fuera la tuya?

Sombras

Sombras Los bañistas abandonan la arena y un baño de oro ocupa su lugar bajo los sombrajos de cañizo. En ese instante la playa se llena de encanto.

Nubes

Nubes El viento de otoño sopla caliente en el norte de África y arrastra las nubes que tapan al sol cuando se va a dormir tras las cúpulas llenando de magia los atardeceres tunecinos.

De cañas

De cañas Dónde irán los pescaores
con las cañitas montás
ay a las playitas de Cái
a esperar la pleamar.


Playa de El Palmar (Cádiz). Mayo de 2004

Desafío

Desafío ¿No ves, fiel escudero, aquellos gigantes que desafían al sol? Descansemos aquí del viaje y contemplemos la batalla; después continuaremos camino en nuestro Dos Rocines.

Campo de Criptana (Ciudad Real). Abril de 1992

Calma

Calma Los álamos y el carrizo esconden el sol antes de tiempo. En ese momento en que el ambiente se tiñe de naranja sólo se escucha una riña de patos entre los matorrales y algún aleteo apresurado rayando el cielo. La laguna parece un espejo y el aire huele a belleza.

Lagunas de Ruidera (Ciudad Real). Abril de 2004

Amores eternos

Amores eternos Se amaron frente al mar en el asiento trasero del coche. Ha pasado el tiempo pero sus corazones permanecen allí, contemplando cada tarde la puesta de sol, como aquella vez.
Sanlúcar de Barrameda (Cádiz). Abril de 2004
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Afortunado

Afortunado Las pocas tardes que estoy en casa al atardecer tengo la suerte de gozar de esta visión desde mi ventana.
Rivas Vaciamadrid (Madrid). Enero de 2004

La hora

La hora Esa hora mágica en que el sol marcha a descansar y se cierra los ojos con el antifaz de las nubes dibujando caprichosas caricaturas en el cielo y pintando de naranja la vida.
Villafranca del Castillo (Madrid). Junio de 1990

Aterrizando

Aterrizando Pero hasta de los sueños más dulces despertamos. A veces de manera brusca. Y hasta el vuelo más bello se transforma en un aterrizaje forzoso y para reponerse hay que esperar a los equipos de rescate.
Majadahonda (Madrid). Junio de 1990

Nómada

Nómada Donde paro mi coche tengo mi hogar. Sólo hay prisa por llegar a la costa antes que el sol al horizonte y contemplar desde el acantilado como cambian los colores del cielo.
Baiona (Pontevedra). Agosto de 1989.

Mirando al mar

Mirando al mar Cuando el sol se esconde tiñe de negro la cruz que, siempre mirando al mar, recuerda a los que no volvieron.
Baiona (Pontevedra). Agosto de 1989.

El mayor espectáculo del mundo

El mayor espectáculo del mundo Tiene función todos los días, en todos los lugares del mundo y no hay dos representaciones iguales. Maravilloso.

Rivas (Madrid). Octubre 2003.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Luz

Luz La luz del sur es única. Los atardeceres en las playas de Cádiz, irrepetibles.
Playa de la Barrosa. Agosto de 1994
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres