Blogia
elfer

Piscina

Piscina El Mediterráneo paseaba por el sur y se encontró con un paisaje lunar formado por rocas que invitaban al descanso y decidió detenerse. Hizo huecos en los que acomodarse y desde los que poder contemplar el horizonte. Cuando llega una ola, el agua allí retenida se va y deja su hueco al que viene. También yo me detuve a contemplar la vida desde esa piscina y decidí quedármela para siempre, aunque sólo fuera en una fotografía.

Cabo de Gata (Almería). Julio de 2004

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres