Blogia
elfer

Fado

Fado Entre el murmullo de los turistas su voz sonaba como una letanía lejana. O como el canto de los pájaros, banda sonora del parque que nadie se detiene a escuchar. También su figura recordaba a un gorrión, consumida por los años o los lamentos. Desde la cima de Alfama divisaba el Tejo a través de grandes gafas de cristales difusos y protegía de la brisa su cabello plateado con un pañuelo anudado al cuello, seco cual tierra en barbecho. Los sarmientos de sus dedos enredándose en el cielo o enraizándose en su pecho atraparon también mi atención y me detuve a escuchar. Su voz dejó de sonar lejana; atravesando las telas que me cuidaban del frío se clavó en mi corazón dejándome herido. Me apropié de su clamor y lloré con sus penas. Unos gramos de cobre intentaron pagar una deuda sin precio y de su boca salieron besos como flores de buganvilla, de sus brazos caricias como rayos de sol invernal. No podía dejar de escucharla así que marché con la cabeza vuelta a su canto para comprobar como esa voz se elevaba hasta confundirse con las nubes:

Não é desgraça ser pobre,
Não é desgraça ser louca.
Desgraça é trazer o fado,
No coração e na boca.
Nesta vida desvairada,
Ser feliz é coisa pouca.
Se as loucas não sentem nada,
Não é desgraça ser louca.
Ao nascer trouxe uma estrela;
Nela o destino traçado.
Não foi desgraça trazé-la;
Desgraça é trazer o fado.
Desgraça é andar a gente
De tanto cantar, já rouca.
E o fado, teimosamente,
No coração e na boca.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

2 comentarios

Elena -

En esa imagen, en ese comentario, quizas has definido, sin saberlo, el fado, fado es Portugal...fado es saudade. En tu forma de oir a esa mujer has sentido a todo el pais.

luz -

me encanta perderme en tu blog y sentirme en esos lugares... en ese momento en que se tomó la foto... gracias por transportarme. Un beso
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres